Ansiedad-rasgo y ansiedad-estado: ¿cuál es la diferencia?

Las personalidades ansiosas son más
sensibles al estrés y tienen altas pro-
babilidades de haber heredado un
rasgo de ansiedad.
(Crédito de la foto:  Ansiedad Cero)

Cuando se intentaron definir los patrones que definen la personalidad de una persona a mediados del siglo XX, encontraron ciertos rasgos característicos y estables a través del tiempo, entre ellos, la ansiedad. Otros rasgos de personalidad podrían ser la introversión, extraversión, tendencias neuróticas o tendencias psicóticas. Existen varias clasificaciones de los rasgos de personalidad según sea la teoría expuesta; pero en general, estos mencionados son bastante bien aceptados dentro de la comunidad científica.


Entonces, este tipo de ansiedad ansiedad-rasgo denota un característico estilo o tendencia temperamental a responder todo el tiempo de la misma forma, sean circunstancias estresantes o no. Una persona que ha estado ansiosa todo el tiempo, posee una actitud de aprensión, y ha conformado toda una estructura más o menos estable de vida en función al rasgo de ansiedad, conocido como ansiedad crónica. Esta persona tiene más probabilidades en el futuro de desarrollar un trastorno de ansiedad que otra que no posee este rasgo. Tiende a ser más vulnerables al estrés y considerará un gran número de situaciones como peligrosas.

A diferencia de la ansiedad-rasgo, la ansiedad-estado es una emoción temporal que depende más bien de un acontecimiento concreto y que se puede identificar. La respuesta de ansiedad-estado tiende a fluctuar a lo largo del tiempo. A veces este tipo de ansiedad es elevada o posee una alta intensidad, en tal caso se denomina como ansiedad aguda. Este tipo de ansiedad es la que puede experimentarse ante un examen, una entrevista o una fobia específica.

Estas dimensiones de ansiedad (rasgo o estado) tienden a correlacionarse entre sí, es decir, existe una relación con respecto a los niveles de intensidad en que se experimenta la ansiedad. Así, por ejemplo, una persona con respuestas de ansiedad-rasgo de gran intensidad, tenderá a responder con una ansiedad-estado de igual intensidad. Pero una persona con nivel bajo de ansiedad-rasgo puede responder con elevada ansiedad en situaciones amenazantes como en la ansiedad-estado. Las personas con ansiedad-rasgo de alta intensidad son más propensas a desarrollar un trastorno de ansiedad debido a que la ansiedad-rasgo posee componentes genéticos y no se deriva únicamente de acontecimientos con altos niveles de estrés.

Según el enfoque conductista radical, la situación siempre determinará la conducta. Lo que importa para este modelo son los factores del contexto en el que se encuentra el sujeto, pues son estos los que determinarán en última instancia su comportamiento. En la actualidad, este modelo se ha vuelto obsoleto, y en su lugar se ha posicionado un modelo más bien interaccionista que sostiene ambas posturas como factores determinantes de un trastorno de ansiedad: el factor genético y el ambiental alternativamente.

Fuente:

Clark, L.A.; Watson, D. y Mineka, S. (1994). Temperament, personality and the mood and anxiety disorders. Journal of Abnormal Psychology, 103(1), 103-116.

Endler, N.S. y Kocovski, N.L (2001) State and trait anxiety revisited. J Anxiety Disord, 15 231-245.

Spielberger, Ch. D.; Gorsuch, R. L. y Lushene, R.E (1988). Cuestionario de ansiedad estado-rasgo: manual. Madrid: Tea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario